BELRAY

Un ingeniero innovador e ingeniero químico, William (Bill) Kiefer comenzó la empresa en un garaje suburbano de Nueva Jersey perteneciente a su familia, especializada en lubricantes de panadería de alta temperatura.
A finales de los años 60, Kiefer vió la necesidad de lubricantes de primera calidad y de extrema resistencia para extender la vida de los equipos en la industria minera. Trabajó diligentemente con su equipo de I + D en el laboratorio de última generación de la compañía. El resultado: el primer lubricante bombeable para grandes dragas.
Los años 70 trajeron la extensión de la firma en el mercado de Powersports. Su línea de aceites y grasas para altas prestaciones y resistentes al desgaste para motocicletas y otras bicicletas de alta velocidad ofrecieron una evolución innovadora. Bel-Ray construyó una fuerte presencia en este campo y se convirtió en un conocido patrocinador en los circuitos de carreras de motocross.
Las nuevas tecnologías pronto condujeron a la creación de una extensa línea de lubricantes no tóxicos y de calidad alimentaria. Estos fueron diseñados para las industrias "limpias" como el procesamiento de alimentos, bebidas, farmacéuticos y cosméticos.
A través de investigaciones continuas y pruebas de campo, Bel-Ray se expandió aún más con sus gamas de minerales biodegradables y lubricantes industriales. Productos marinos eco-amigables especializados siguieron aumentando su cuota de mercado.
IMNASA es el distribuidor oficial de Belray Marine para España.


Fuente: belray.com


BELRAY